¿Qué es la inmunoterapia? ¿cómo se administra?

La inmunoterapia específica con alérgenos, también conocida como vacunas para la alergia, consiste en la administración de dosis progresivamente crecientes del alérgeno al que está sensibilizado el paciente, intentando conseguir una estimulación de la inmunidad y que el paciente tolere una exposición natural.

El agente que se administra es un extracto alergénico que se obtiene a partir de la fuente natural de alérgeno: polen, ácaros, hongos...etc.

Se ha comprobado que la inmunoterapia previene de la aparición de nuevas sensibilizaciones a otros alérgenos y también limita la aparición de complicaciones como asma, cursando en la mayoría de los casos solamente con rinitis.

La administración puede realizarse por vía subcutánea o por vía sublingual.

La inmunoterapia está indicada para el tratamiento de la enfermedad alérgica que cursa con rinitis, rinoconjuntivitis o asma bronquial así como para la alergia a picadura de abeja y avispa. Con el puede tratarse la alergia a pólenes, ácaros, epitelios de animales y hongos.

Normalmente no está indicada para la alergia a alimentos. En este caso, la mejor opción terapéutica sigue siendo la la evitación. Sin embargo, en algunos casos se puede pautar un tratamiento mediante la inducción de tolerancia oral a determinados alimentos como leche o huevo. 

La inmunoterapia consta de dos fases: fase de iniciación y fase de mantenimiento. En la fase de iniciación se dan dosis progresivamente crecientes del extracto alérgenico con una frecuencia semanal, hasta alcanzar una dosis efectiva que produzca una estimulación del sistema inmunológico sin producir síntomas de alergia. A partir de aquí entramos en la fase de mantenimiento, donde esta dosis se administra cada 4 semanas durante un periodo de 3 a 5 años.

Actualmente existen productos que permiten acortar mucho la fase de inicio y alcanzar la dosis de mantenimiento en un día, siendo necesarias únicamente inyecciones mensuales y por tanto tratamientos mucho más cómodos para el paciente.

Los efectos beneficiosos sobre los síntomas, pueden aparecer a partir de los tres meses de tratamiento, pero lo más habitual es que se noten cuando llevamos algunos meses más, en la fase de mantenimiento.

Las vacunas de la alergia o inmunoterapia es el único tratamiento que trata la causa de la enfermedad alérgica.

HAZ CLIC PARA DESCARGAR

tratamiento alergia

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

CONTACTE CON NOSOTROS RELLENANDO LOS SIGUIENTES DATOS

security image

CONTACTE CON NOSOTROS

  914 96 60 13
  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Comparte en:
Síguenos en:
Área profesional